Jesús de Nazaret nació (muy probablemente) entre los años 3 y 7 a.C. y murió en la cruz en el año 30 o 33 d.C., por lo que probablemente tenía 33 años o un poco más, como máximo 39.

Sin embargo, en general se supone (como lo hace la ciencia) 33 años.