Herencia Cultural: Qué Es y Por Qué Es Importante

Por favoringresa o regístrate para dar Me gusta.
Ensayos
Herencia cultural ejemplo

A menudo escuchamos sobre la importancia de la herencia cultural. Pero, ¿qué es la herencia cultural? ¿Y de quién es esta herencia? ¿A qué patrimonio nacional, por ejemplo, pertenece la Mona Lisa de Leonardo da Vinci? ¿Es francesa o italiana?

Antes que nada, echemos un vistazo al significado de las palabras. “Herencia” es una propiedad, algo que se hereda, transmitido de generaciones anteriores. En el caso de la “herencia cultural”, este patrimonio no consiste en dinero o propiedad, sino en cultura, valores y tradiciones. La herencia cultural implica un vínculo compartido, nuestra pertenencia a una comunidad. Representa nuestra historia y nuestra identidad; nuestro vínculo con el pasado, con nuestro presente y el futuro.

Herencia cultural tangible e intangible

Herencia cultural
Herencia cultural

La herencia cultural a menudo trae a la mente artefactos (pinturas, dibujos, grabados, mosaicos, esculturas), monumentos y edificios históricos, así como sitios arqueológicos. Pero el concepto de herencia cultural es aún más amplio que eso, y gradualmente ha crecido para incluir toda evidencia de creatividad y expresión humana: fotografías, documentos, libros, manuscritos, e instrumentos, etc. ya sea como objetos individuales o como colecciones. Hoy en día, las ciudades, el patrimonio subacuático y el entorno natural también se consideran parte de la herencia cultural ya que las comunidades se identifican con el paisaje natural.

Además, la herencia cultural no se limita a objetos materiales que podemos ver y tocar. También consta de elementos inmateriales: tradiciones, historia oral, artes escénicas, prácticas sociales, artesanía tradicional, representaciones, rituales, conocimientos y habilidades transmitidas de generación en generación dentro de una comunidad.

El patrimonio inmaterial incluye una vertiginosa variedad de tradiciones, música y bailes como el tango y el flamenco, procesiones sagradas, carnavales, cetrería, la cultura del café vienés, la alfombra azerbaiyana y sus tradiciones de tejido, el títere de sombras chino, la dieta mediterránea, el canto védico. Teatro Kabuki, el canto polifónico de los Aka de África Central (por nombrar algunos ejemplos).

La importancia de proteger la herencia cultural

Pero la herencia cultural no es sólo un conjunto de objetos culturales o tradiciones del pasado. También es el resultado de un proceso de selección: un proceso de memoria y olvido que caracteriza a todas las sociedades humanas que se dedican constantemente a elegir, por razones culturales y políticas, lo que es digno de conservarse para las generaciones futuras y lo que no.

Todos los pueblos hacen su contribución a la cultura del mundo. Es por eso que es importante respetar y salvaguardar todo el patrimonio cultural, a través de leyes nacionales y tratados internacionales. El tráfico ilícito de artefactos y objetos culturales, el saqueo de sitios arqueológicos y la destrucción de edificios y monumentos históricos causan daños irreparables a la herencia cultural de un país. La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), fundada en 1954, ha adoptado convenciones internacionales sobre la protección del patrimonio cultural, para fomentar el entendimiento intercultural, al tiempo que destaca la importancia de la cooperación internacional.

Herencia cultural ejemplo
Herencia cultural ejemplo

La protección de los bienes culturales es un viejo problema. Uno de los problemas recurrentes en la protección de la herencia cultural es la relación difícil entre los intereses del individuo y la comunidad, el equilibrio entre los derechos privados y públicos.

Los antiguos romanos establecieron que una obra de arte podría considerarse parte del patrimonio de toda la comunidad, incluso si fuera de propiedad privada. Por ejemplo, esculturas que decoraban la fachada de un edificio privado se reconocieron que tenían un valor común y no se podían eliminar, ya que se encontraban en un sitio público, donde podían ser vistas por todos los ciudadanos.

En su Naturalis Historia, el autor romano Plinio el Viejo (23-79 EC) informó que el estadista y general Agripa colocó el Apoxiomeno, una obra maestra del muy famoso escultor griego Lisipo, frente a sus baños termales. La estatua representaba a un atleta que raspaba polvo, sudor y aceite de su cuerpo con un instrumento particular llamado “estrígil”. El emperador Tiberio admiró profundamente la escultura y ordenó que se retirara de la vista pública y se colocara en su palacio privado. El pueblo romano se levantó y lo obligó a devolver al Apoxiomeno a su ubicación anterior, donde todos podían admirarlo.

Nuestro derecho a disfrutar de las artes y participar en la vida cultural de la comunidad está incluido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 1948.

Lee también: Documentos que Protegen los Derechos Humanos

¿De quién es la herencia cultural?

El término “herencia cultural” típicamente evoca la idea de una sociedad única y la comunicación entre sus miembros. Pero las fronteras culturales no están necesariamente bien definidas. Artistas, escritores, científicos, artesanos y músicos aprenden unos de otros, incluso si pertenecen a culturas diferentes, muy alejados en el espacio o el tiempo. Solo piensa en la influencia de las impresiones japonesas, en las pinturas de Paul Gauguin; o de máscaras africanas en las obras de Pablo Picasso o también en la arquitectura occidental en hogares liberianos en África. Cuando los esclavos afroamericanos liberados regresaron a su tierra natal, construyeron casas inspiradas en el estilo neoclásico de las mansiones en las plantaciones estadounidenses. El estilo neoclásico estadounidense fue a su vez influenciado por el arquitecto renacentista Andrea Palladio, que había sido influenciado por la arquitectura romana y griega.

Tomemos otro ejemplo, el de la Mona Lisa pintado a principios del siglo XVI por Leonardo da Vinci, y exhibido en el Museo del Louvre en París. Desde un punto de vista moderno, ¿a qué patrimonio nacional pertenece la Mona Lisa?

Patrimonio cultural
Patrimonio cultural

Leonardo era un pintor italiano muy famoso, por eso la Mona Lisa es obviamente parte de la herencia cultural italiana. Cuando Leonardo fue a Francia para trabajar en la corte del rey Francisco I, probablemente trajo a la Mona Lisa con él. Parece que en 1518 el rey Francisco I adquirió la Mona Lisa, que por lo tanto terminó en las colecciones reales: es por eso que es obviamente parte de la herencia nacional francesa, también. Esta pintura ha sido definida como la obra de arte más conocida, más visitada, escrita y parodiada en el mundo: como tal, pertenece al patrimonio cultural de toda la humanidad.

El patrimonio cultural heredado de nuestros padres debe ser preservado para el beneficio de todos. En una era de globalización, esta herencia cultural nos ayuda a recordar nuestra diversidad cultural, y su comprensión desarrolla el respeto mutuo y el diálogo renovado entre las diferentes culturas.

Herencia Cultural: Qué Es y Por Qué Es Importante
4.5 (90%) 2 votos

Reacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *