Por Qué Se Celebra Halloween: Historia y Origen

Por favoringresa o regístrate para dar Me gusta.
Ensayos

Halloween o La Noche de Brujas es un día festivo anual que se celebra el 31 de octubre de cada año, y tiene raíces en antiguas tradiciones europeas. Se originó con el festival celta antiguo del Samhain, donde la gente encendía fogatas y usaba disfraces para alejar a los fantasmas. En el siglo VIII, el Papa Gregorio III designó el 1 de noviembre como un día para honrar a todos los santos; pronto, se incorporaron algunas de las tradiciones del Samhain en el Día de Todos los Santos. A la noche anterior se le conocía como All Hallows Eve (Víspera de Todos los Santos) y más tarde se le llamó Halloween. Con el tiempo, Halloween se convirtió en un día de actividades como pedir dulce o truco y tallar linternas de calabaza. En todo el mundo, al acortarse los días y las noches ponerse más frías, las personas anuncian el inicio de la época de invierno con reuniones, disfraces y golosinas.

Que es Halloween
Qué es Halloween

Significado de la Palabra Halloween

La palabra Halloween o Hallowe’en data de aproximadamente el año 1745 y es de origen cristiano. La palabra “Hallowe’en” significa “noche sagrada” o “noche santa”. Viene del término escocés All Hallows’ Eve (la Víspera de Todos los Santos) que es la noche anterior del Día de Todos los Santos. En escocés, la palabra en inglés “eve” (víspera) es even, por lo que se contrae a e’en o een. Con el tiempo All Hallows Even se convirtió en Hallowe’en. Aunque la frase “All Hallows” (Todos los Santos) se encuentra en el inglés antiguo, “All Hallows’ Eve” (Víspera de Todos los Santos) no se vio hasta 1556.

El Orígen De Halloween

Los orígenes del Halloween se remontan al antiguo festival celta del Samhain (que se pronuncia sou-en). Los celtas, que vivieron hace 2.000 años en donde actualmente se encuentra Irlanda, en el Reino Unido y al norte de Francia, celebraban año nuevo el 1 de noviembre.

Este día marcaba el final del verano y la cosecha para dar comienzo al invierno frío y oscuro, una época del año que a menudo se asociaba con la muerte humana. Los celtas creían que la noche antes del año nuevo, el límite entre el mundo de los vivos y los muertos se volvía confuso. En la noche del 31 de octubre celebraban Samhain, ya que se creía que los fantasmas de los muertos regresaban a la tierra.

Además de causar problemas y dañar cultivos, los celtas pensaban que la presencia de espíritus de otro mundo facilitaba a los druidas, o sacerdotes celtas, hacer predicciones sobre el futuro. Para un pueblo totalmente dependiente del volátil mundo natural, estas profecías fueron una fuente importante de alivio y dirección durante el largo y oscuro invierno.

Para conmemorar el evento, los druidas construían enormes hogueras sagradas, donde las personas se reunían para quemar cultivos y animales como sacrificios a las deidades celtas. Durante la celebración, los celtas llevaban disfraces, que generalmente consistían en cabezas y pieles de animales e intentaban adivinar el futuro de cada uno.

Cuando terminaba la celebración, volvían a encender el fuego de la hoguera sagrada que extinguían temprano esa noche, para ayudar a protegerlos durante el invierno.

Hacia el año 43 d.C., el Imperio Romano había conquistado la mayoría del territorio celta. En el transcurso de cuatrocientos años que gobernaron tierras celtas, dos festivales de origen romano se combinaron con la tradicional celebración celta del Samhain.

Historia de Samhain o Halloween
Historia de Samhain o Halloween

El primer festival fue Feralia, un día a fines de octubre, cuando los romanos tradicionalmente conmemoraban el fallecimiento de los muertos. El segundo fue un día para honrar a Pomona, la diosa romana de las frutas y los árboles. El símbolo de Pomona es la manzana, y la incorporación de esta celebración al Samhain probablemente explica la tradición de morder la manzana, que se practica actualmente en Halloween.

El Día De Todos Los Santos

El 13 de mayo de 609 d. C., el Papa Bonifacio IV dedicó el Panteón en Roma en honor a todos los mártires cristianos, la fiesta católica del Día de Todos los Mártires se estableció en la iglesia occidental. El Papa Gregorio III luego amplió el festival para incluir a todos los santos y a todos los mártires, y movió la celebración del 13 de mayo al 1 de noviembre.

En el siglo IX, la influencia del cristianismo se había extendido a las tierras celtas, donde gradualmente se mezcló con los antiguos ritos celtas y los reemplazó. En 1000 d. C., la iglesia eligió el 2 de noviembre como Día de Todos los Santos, un día para honrar a los muertos. Hoy en día se cree ampliamente que la iglesia estaba tratando de reemplazar el festival celta de los muertos con un feriado designado por la iglesia.

El Día de los Muertos o Día de los Difuntos se celebraba de manera similar al Samhain, con grandes hogueras, desfiles y disfraces de santos, ángeles y demonios. La celebración del Día de Todos los Santos y la noche anterior también se llamó en inglés All-Hallows o All-Hallowmas (del inglés medio Alholowmesse, que significa Todos los Santos), la noche tradicional del Samhain en la religión celta, comenzó a llamarse All-Hallow Eve (Víspera de Todos los Santos) y, eventualmente, Halloween.

Halloween Llega a América

La celebración de Halloween fue extremadamente limitada en la Nueva Inglaterra Colonial debido a los rígidos sistemas de creencias protestantes allí. Halloween fue mucho más común en Maryland y las colonias del sur.

A medida que las creencias y costumbres de los diferentes grupos étnicos europeos y de los indios americanos se entrelazaron, comenzó a surgir una versión distintivamente estadounidense de Halloween. Las primeras celebraciones incluían “fiestas de juegos”, eventos públicos celebrados para conmemorar la cosecha, en los que los vecinos compartían historias de los muertos, leían su suerte, bailaban y cantaban.

Las festividades coloniales de Halloween también contaban con historias de fantasmas y travesuras de todo tipo. A mediados del siglo XIX, las festividades anuales de otoño eran comunes, pero Halloween aún no se celebraba en todas partes del país.

En la segunda mitad del siglo XIX, América se inundó con nuevos inmigrantes. Estos nuevos inmigrantes, especialmente los millones de irlandeses que huyeron de la Gran Hambruna Irlandesa, ayudaron a popularizar la celebración de Halloween a nivel nacional.

“Dulce o Truco”

Dulce o truco
Dulce o truco

Al adoptar las tradiciones irlandesas e inglesas, los estadounidenses comenzaron a vestirse con trajes e ir de casa en casa pidiendo comida o dinero, una práctica que finalmente se convirtió en la tradición de hoy en día “dulce o truco”. Las mujeres jóvenes creían que en Halloween podían adivinar el nombre o la apariencia de su futuro esposo haciendo trucos con hilos, trozos de manzana o espejos.

A finales de los años 1800, hubo un movimiento en los Estados Unidos para adaptar Halloween a un día de fiesta que se tratara más sobre reuniones amistosas que fantasmas, travesuras y brujería. A finales del siglo, las fiestas de Halloween para niños y adultos se convirtieron en la forma más común de celebrar el día. Las fiestas se centraron en los juegos, comida de la época y los disfraces festivos.

Los padres eran incitados por los periódicos y los líderes comunitarios a tomar cualquier cosa “aterradora” o “grotesca” fuera de las celebraciones de Halloween. Por estos esfuerzos, Halloween perdió la mayoría de sus matices supersticiosas y religiosas para el comienzo del siglo XX.

Emparejamiento En Halloween

Pero ¿qué pasa con las tradiciones y creencias de Halloween que el dulce o truco de hoy ha olvidado? Muchos de estos antiguos rituales de Halloween tenían que ver con el futuro en lugar del pasado y la vida en lugar de los muertos.

En particular, muchos tenían que ver con ayudar a las jóvenes a encontrar a sus futuros esposos y tranquilizarlas diciéndoles que algún día, con suerte, para el próximo Halloween, se casarían. En la Irlanda del siglo XVIII, una cocinera de parejas enterraba un anillo en el puré de papas en la noche de Halloween, con la esperanza de llevar el verdadero amor a la invitada que lo encontrase.

En Escocia, los adivinos recomendaban que una joven elegible señalara con una nuez a cada uno de sus pretendientes y que luego arrojara las nueces por la chimenea. Según la historia, la nuez que se convirtiera en cenizas en lugar de explotar, representaba al futuro esposo de la joven. (En algunas versiones de esta leyenda dice que, la nuez que se quemaba, simbolizaba un amor que no duraría.)

Otra historia contaba que una mujer podía soñar con su futuro esposo si comía una mezcla azucarada hecha de nueces, avellanas y nuez moscada antes de acostarse en la noche de Halloween.

Rituales de Halloween
Rituales de Halloween

Las mujeres jóvenes arrojaban cáscaras de manzana sobre sus hombros, esperando que las cáscaras cayeran al suelo en forma de las iniciales de sus futuros esposos; trataban de ver su futuro mirando las yemas de huevo flotando en un recipiente con agua; y también se paraban frente a los espejos de las habitaciones oscuras, sosteniendo velas y mirando sobre sus hombros para ver las caras de sus maridos.

Otros rituales eran más competitivos. En algunas fiestas de Halloween, el primer invitado en encontrar una rebaba en una cacería de castaños sería el primero en casarse; en otros, el primero que mordiera una manzana exitosamente sería el primero en llegar al altar.

Por supuesto, si estamos pidiendo consejos románticos o tratando de evitar siete años de mala suerte, cada una de estas supersticiones de Halloween depende también de la buena voluntad de los mismos “espíritus” cuya presencia los primeros celtas sintieron con mucha intensidad.

Los Símbolos de Halloween

Asociamos Halloween con diferentes símbolos como calaveras, brujas y murciélagos ¿Qué significan estos símbolos y por qué son tan populares durante la época de Halloween?

Murciélagos

Los murciélagos son criaturas nocturnas que se asocian típicamente con Halloween. En las películas, también vemos que algunos se transforman en vampiros. Por supuesto, esto no sucede en la vida real. Sin embargo, hay un tipo de murciélago conocido como murciélago vampiro, ya que es el único que se alimenta de sangre. De acuerdo con las creencias supersticiosas, la muerte está en camino cuando un murciélago rodea 3 veces una casa.

Linterna de calabaza

La linterna de calabaza, conocida en inglés como Jack-O-Lantern es otro símbolo común que vemos durante Halloween. El tallado de las calabazas ha sido una tradición durante muchos años. El naranja vibrante simboliza la vida y el cambio positivo. La linterna de calabaza obtuvo su nombre de una leyenda irlandesa. Un borracho llamado Jack siempre jugaba bromas a todos. En una ocasión, le jugó una broma al diablo y el diablo lo maldijo. Cuando Jack murió, no se le permitió entrar al cielo porque era una persona mala. Tampoco pudo entrar al infierno porque el diablo no se lo permitió. El diablo le dio una brasa ardiente, que luego colocó dentro de un nabo hueco. A partir de ese momento fue conocido como Jack-O-Lantern.

Linternas de calabaza Halloween
Linternas de calabaza Halloween

Brujas

Desde hace mucho tiempo atrás, las brujas siempre han sido conocidas como seres sobrenaturales. Este es el símbolo perfecto para Halloween ya que se dice que las energías que no se ven son las más fuertes durante esta época. Las brujas también son llamadas cuando hay mensajes de fuerzas invisibles que necesitan ser interpretados.

Gatos Negros

La mayoría de las personas asocian los gatos negros con la mala suerte. Sin embargo, en algunas partes del mundo, los gatos negros son considerados parte de la buena suerte. El color negro también significa misterio, y en este caso, ¡magia!

Disfraces de Halloween

Como se celebra Halloween
Cómo se celebra Halloween

Los disfraces de Halloween son tradicionalmente elaborados según figuras sobrenaturales como vampiros, monstruos, fantasmas, esqueletos, brujas y demonios. Con el tiempo, en los Estados Unidos, la selección de disfraces se amplió para incluir personajes populares de ficción, celebridades y figuras comunes como ninjas y princesas.

Vestirse con disfraces e ir a pedir dulce o truco prevaleció en Irlanda y Escocia en Halloween a finales del siglo XIX. El vestuario se hizo popular para las fiestas de Halloween en los Estados Unidos a principios del siglo XX, tanto para adultos como para niños. Los primeros disfraces de Halloween producidos en serie aparecieron en las tiendas en la década de 1930 cuando el dulce o truco se estaba haciendo popular en los Estados Unidos.

Video: Documental. La verdadera historia de Halloween

Por Qué Se Celebra Halloween: Historia y Origen
5 (100%) 1 voto

Reacciones

2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *