¿Te refieres a la leche (mezcla de agua de coco y pulpa de coco, espesa, blanca y cremosa) o al agua (justo el líquido que hay en realidad en el coco, muy claro y líquido)? El primero es muy graso, por lo que no conviene beber demasiado. Sin embargo, puedes beber el agua así. La leche de coco normalmente sólo se usa para cocinar curry u odeso y no está destinada a beber.