Esto no es normal… vaya a lo seguro y mejor corte uno nuevo o compre uno nuevo. Pero definitivamente no volvería a comerlos.

¡Solo para estar seguros!